Página inicial

C/ Barranquiel S/N - 31300 - Tafalla - Navarra |  Telefono: 948 70 46 44  |  | 
 
Proyecto igualdad
Buscar     

  Detalle de noticia
14/11/2008 - Expertos destacan las oportunidades que ofrece el medio ambiente para la creación de nuevos empleos. El presidente de AEZMNA participó en la Jornadas "El Medio Ambiente en el Empleo de Navarra"
Éste fue el tema que ha centrado las jornadas “El Medio Ambiente en el Empleo de Navarra”, que se han celebrado los pasados días 7 y 12 de noviembre en la sede de CEN y que fueron organizadas por el Gobierno de Navarra a través del Centro de Recursos Ambientales de Navarra (CRANA) y del Servicio Navarro de Empleo.

Expertos de diferentes ámbitos coincidieron en señalar las oportunidades que ofrecen las actividades económicas ligadas al sector ambiental para la creación de nuevos puestos de trabajo, dentro de la jornada El Medio Ambiente en el Empleo de Navarra, que se celebró los pasados días 7 y 12 de noviembre. El Gobierno de Navarra, a través del Centro de Recursos Ambientales y el Servicio Navarro de Empleo, organizó esta jornada con la colaboración de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN). El acto fue inaugurado por el director general de Medio Ambiente y Agua del Gobierno Foral, Andrés Eciolaza, y el presidente de CEN, José Manuel Ayesa.

El objetivo principal de la jornada consistió en reflexionar sobre el medio ambiente como sector emergente de negocio, estudiar los perfiles de las ocupaciones ambientales, conocer las demandas de empleo de estas ocupaciones y analizar las oportunidades de empleo del sector ambiental. A la misma asistieron más de medio centenar de profesionales liberales, responsables de los colegios profesionales, agentes de empleo, técnicos de empleo, técnicos de empleo de las agencias de desarrollo locales, sindicatos y asociaciones empresariales.

En su intervención, el director general de Medio Ambiente y Agua del Gobierno de Navarra hizo referencia a “la constante referencia y reflexión sobre el papel que el medio ambiente está desempeñando como fuente de empleo, de diversificación empresarial y de competitividad de nuestras empresas en Europa, España y Navarra”.

De esta manera, recordó que la Comisión Europea en su comunicación “Medio Ambiente y Empleo: hacia una Europa Sostenible” estima que las políticas de medio ambiente y empleo pueden beneficiarse mutuamente y afirma que “la política ambiental debería considerarse una gran fuerza impulsora de la inversión y de la construcción de una Europa sostenible, generándose tanto crecimiento como empleo”.

Mientras, José Manuel Ayesa trasladó el compromiso de CEN por la temática medioambiental, ya que, reconoció, “estimamos que el tratamiento y cuidado del Medio Ambiente es un factor de competitividad y desarrollo de la Comunidad Foral”. Ayesa también recordó iniciativas, derivadas de la concertación social, como la creación del Delegado de Medio Ambiente de Navarra, desde la que se puso en marcha el programa Empresa y Medio Ambiente, gracias al cual más de 250 empresas se han auditado en materia medioambiental. También, el presidente de CEN se refirió a “importantes proyectos” como el centro IDIMA, impulsado por LASEME; y el proyecto Ecópolis, por AEZMNA. De esta forma, mostró cómo, “desde la óptica empresarial, apostamos con medidas concretas en la mejora del Medio Ambiente, produciendo nuevos nichos de empleo y de desarrollo empresarial”.

Creación de empleo en las renovables

Por otra parte, el subdirector general de Estrategias de Empleo del Ministerio de Trabajo e Inmigración, y quien pronunció la ponencia El empleo en el sector ambiental: situaciones y perspectivas, destacó en su intervención que en el sector ambiental hay ya millones de empleos verdes en el mundo relacionados con las energías renovables, los edificios, la construcción, el transporte, las industrias básicas y la agricultura o la selvicultura, “lo que ha permitido la creación de 2,3 millones de empleos verdes en los últimos años y que en España suponen el 0,9% del empleo total”, “aunque presenta un potencial diversificado de crecimiento”. También señaló que los perfiles ocupacionales son muy variados: “se crean empleados vinculados a nuevas actividades, pero la mayoría de ellos basados en profesiones y ocupaciones tradicionales”.

En relación a España, apuntó que el empleo estimado en 2007 en el sector de las energías renovables suponía 180.000 puestos de trabajo, y en este sentido, subrayó el hecho de que España es uno de los países líderes en número de empleos ligados a las energías renovables. Teniendo en cuenta que la energía eólica representa el 7,6% de la energía eléctrica en España, y la fotovoltaica el 0,03%, consideró que existe “un gran margen de crecimiento y de creación de empleo”. En la Comunidad Foral de Navarra este sector económico aporta ya más de 5.000 empleos que suponen el 1,7% del mercado laboral de la comunidad, y que contribuyen con el 5% de nuestro PIB.

Asimismo, incidió en la oportunidad de crear “empleos verdes” frente “al doble desafío del siglo XXI de evitar un cambio climático y proteger el medio ambiente así como de ofrecer trabajo decente y una perspectiva de bienestar y dignidad para todos”. Además, afirmó que esto ocurre “en un contexto de degradación ambiental y desafío social ante los 1.300 millones de personas, que suponen más del 45% de la mano de obra mundial, que están condenadas a la pobreza y a la inseguridad”.

Otras de las consideraciones que realizó fue la de que la puesta en marcha de la Estrategia europea contra el Cambio Climático “hará aumentar los empleos en los sectores relacionados con el medio ambiente”.

Además de Alfonso Prieto, en la jornada intervino la representante de la dirección general de Medio Ambiente sobre “Planes estratégicos y Evaluación de la Unión Europea”, Tatiana Márquez, que presentó las cifras relativas al entorno comunitario. Así, Márquez reveló que el sector medioambiental genera en la UE una riqueza valorada en 227.000 millones de euros anuales, lo que supone un 2,2% del PIB de la Unión. Además, se subrayó el papel de la UE como “exportadora neta de tecnologías, productos y bienes medioambientales”, ya que, con una balanza comercial positiva de 750 millones de euros, “controlamos un tercio del mercado de bienes y servicios medioambientales”. En este escenario, la experta admitió que “España está todavía en una posición bastante tímida” en este aspecto.

Asimismo, Márquez informó de que, en el mercado laboral de 2005, “se comprobó que la industria medioambiental era responsable del 1,7% del empleo en la UE”. Es decir, 3,4 millones de trabajadores en Europa. A lo largo de la década de los 90, el crecimiento del empleo en este sector alcanzó un 5%, mostrando un impacto en creación de empleo de la industria medioambiental “notablemente superior al de otras industrias en Europa, como la automoción o los productos químicos”. A modo de conclusión, la representante de Medio Ambiente afirmó que “no existe evidencia de que las políticas medioambientales destruyan empleo, sino que su efecto es neutro o ligeramente positivo”, así como que “la transformación de la economía a un modelo eficiente desde el punto de vista medioambiental repercute favorablemente en la calidad del trabajo y en la cohesión social”.

Posteriormente, Sindo Sueiro, del instituto Nacional de Cualificaciones, reflexionó sobre el medio ambiente en las nuevas cualificaciones profesionales. Sueiro ilustró de cómo el Sistema Nacional de Cualificaciones profesionales es un conjunto de dispositivos, normas y procedimientos que permiten la identificación, adquisición, reconocimiento y evaluación de la competencia que poseen las personas. A dicho sistema le corresponde promover y desarrollar la integración de las ofertas de la formación profesional, a través de un Catálogo Nacional de Cualificaciones profesionales, así como la evaluación y acreditación de las competencias profesionales.

Según explicó Suerio, existen varios sectores económicos en los que se distribuyen las cualificaciones profesionales relacionadas con el medio ambiente: tratamiento y depuración de aguas, gestión y tratamiento de residuos, producción de energías renovables, gestión de espacios naturales, gestión de zonas forestales, servicios ambientales a empresas y entidades, educación e información ambiental y agricultura y ganadería ecológicas. En total, las cualificaciones profesionales relacionadas con el medio ambiente alcanzan la cifra de 43.

Otro de los invitados a esta jornada fue el director general del Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE), Francisco Javier Orduña, quien abordó el impacto de los perfiles de las ocupaciones medioambientales sobre el empleo. Según Orduña, “la formación ambiental es un pilar fundamental para lograr un cambio de actitudes y de respeto al medio ambiente, mejorando las cualificaciones profesionales de la población laboral y contribuyendo entre todos a alcanzar un desarrollo sostenible”. Por este motivo, el SPEE y el Fondo Social Europeo, en colaboración con la Red de Autoridades Ambientales y las Comunidades Autónomas (donde tuvo una participación singular Navarra), elaboraron el Módulo de Sensibilización Ambiental (MSA), que integra la formación ambiental en los cursos de formación para el empleo. Durante 2007, 210.106 alumnos recibieron como formación complementaria el MSA, 2.505 de ellos en Navarra.

Orduña concluyó señalando que “el desarrollo y progreso de la sociedad debe ser compatible con una mejor utilización de los recursos naturales, contribuyendo entre todos a lograr el desarrollo sostenible”. También, afirmó que, “desde el SPEE, procuramos fomentar un cambio de actitudes y de mejora de las cualificaciones de la población activa, a través de la formación y la sensibilización ambiental en los certificados de profesionalidad y en los cursos de formación para el empleo”.

También intervino la coordinadora del área Internacional de la Fundación Biodiversidad, Silvia Fernández, que expuso el Programa “Empleaverde”, de creación de empleo en el sector ambiental. Con una dotación de 44,1 millones de euros, se propone apoyar a más de 50.000 personas, y contribuir a la creación de 1.000 empresas. Asimismo, incluye acciones tan variadas como cursos de formación, congresos, premios, campañas de información, asesoramiento personalizado u observatorios. Fernández también informó de otros programas impulsados desde la Fundación Biodiversidad, con un fuerte impacto en la creación de empleo, como son el proyecto de formación ambiental para trabajadores de sectores en crisis; o el proyecto Oxígeno, que imparte formación ambiental en centros penitenciarios.

Emprendedores y demanda de empleo ambiental

La segunda sesión de la jornada, celebrada ayer jueves, abordó entre otras cuestiones los vínculos entre la actividad emprendedora y la demanda de empleo ambiental en Navarra. En la mesa redonda, la directora del Observatorio de Empleo y Formación del Servicio Navarro de Empleo, Cristina Arcaya, señaló que la normativa ambiental “se refleja en el mercado de trabajo”. Arcaya aprovechó su turno para presentar algunos datos sobre la industria de las empresas de energías renovables en Navarra, como el de que cuenta con 88 organizaciones pertenecientes directamente al sector, que suman una facturación de 3.585 millones de euros al año, con una gran parte de esa suma proveniente de la facturación exterior.

Por su parte, María Zubeldía, de CEIN, relató cómo desde su institución han apoyado, en los últimos años, la creación de empresas relacionadas con el medio ambiente, con actividades como la limpieza de montes o la recuperación de purines. Asimismo, Zubeldía anunció que, próximamente, CEIN presentará un estudio de tendencias en sectores emergentes, que incluye “oportunidades como la protección, recuperación, mantenimiento, vigilancia y evaluación en campos como la energía, la industria, el agua, el aire o los espacios naturales protegidos”.

Desde la óptica académica, Juan Gallego, de la Fundación Universidad-Sociedad de la UPNA, señaló que “la Universidad trata de hacer transversal el tema de la sostenibilidad, impregnando todas las titulaciones en la materia medioambiental”. Aunque Gallego también hizo referencia a iniciativas concretas como el Máster de Energías Renovables, que cuenta con la “plena colaboración del entorno empresarial”, así como apuntó que “las prácticas en empresa están generando mucho empleo cualificado relacionado con el Medio Ambiente.

En el marco de esta jornada, también se presentaron distintas iniciativas en empleo ambiental en Navarra, como es el caso del centro tecnológico FIDIMA, Fundación para la Investigación, Desarrollo e Innovación en Medio Ambiente. Su gerente, Mikel Echeverría explicó la acción de la Fundación, impulsada por LASEME, en investigación en nuevas tecnologías de procesos industriales y de valorización de residuos con el fin de preservar los recursos naturales y minimizar los impactos sobre el entorno de las actividades de las empresas que soliciten sus servicios. Echeverría anunció algunas metas como la de llegar a alcanzar el centenar de investigadores, o la de impulsar el trabajo en áreas como el de las emisiones atmosféricas.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Empresas de la Zona Media, Javier Díaz Echeverría, explicó el proyecto promovido desde su asociación del cluster empresarial medioambiental Ecópolis, en el que ya se han interesado más de cuarenta empresas. Este proyecto nace con la vocación de convertir a Tafalla en un polo de atracción dedicado a la producción de bienes y servicios destinados al sector ambiental, gracias a la creación de un cluster, sin precedentes en España, que aportará a su conjunto de empresas servicios singulares de apoyo a su propio desarrollo dentro del cambio medioambiental. Díaz también aprovechó su intervención para denunciar la “falta de formación profesional relacionada con el Medio Ambiente”.

Otra charla fue la del jefe de la Sección de Gestión Forestal del Gobierno de Navarra, Fermín Olave, que informó de la “infinidad de trabajo que existe en el sector forestal”, auque, por el contrario, lamentó que no hay suficiente gente trabajando en este sector tanto en los servicios de gabinetes técnicos como en consultorías. Olave reiteró la idea de que es importante que exista demanda para que se produzca empleo, y que, sin embargo, la población de Navarra no demanda muchos productos como la madera, pensando que la tala de árboles es perjudicial para el Medio Ambiente, y, en cambio, prefiere el aluminio, cuya producción “es mucho más contaminante”, denunció el jefe de Gestión Forestal. Éste también informó de la utilización de la biomasa forestal por parte de las empresas.

La jornada sobre el medio ambiente en el empleo también abordó esta materia tal y como la recoge el Tercer Plan de Empleo, para lo que contó con las intervenciones de los agentes sociales de la Comunidad Foral. Aquí, la directora general de Trabajo y Prevención de Riesgos del Gobierno de Navarra, Imelda Lorea, centró la gestión ambiental dentro del impulso de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y recordó que “la rentabilidad económica, la protección medioambiental y el desarrollo social no son conceptos reñidos”, así como definió el medio ambiente como un “yacimiento de empleo prometedor a futuro” y que goza de un “crecimiento espectacular”. Además, respecto a los resultados del ya mencionado programa Empresa y Medio Ambiente, Lorea también se refirió a los programas de mejora impulsados destinados a las empresas, así como a las visitas guiadas a las mismas.

Por su parte, el secretario general de CEN, Javier Martinena, reiteró que, desde la Confederación, se contempla la gestión medioambiental como un “elemento de competitividad”. Además, recordó que la relevancia de lo medioambiental ante una población más sensible ante esta materia, y, por lo tanto, la necesidad de las empresas de “vigilar su impacto en el Medio Ambiente”. Martinena propuso, además, “aprovechar la buena imagen de Navarra” en estas cuestiones, por ejemplo, en el empleo de energías renovables, así como utilizar el cuidado medioambiental como promovedor del desarrollo tecnológico y como aspecto diferenciador en el mercado.

Asimismo, la secretaria de Salud y Medio Ambiente de CCOO de Navarra, Carmen Sesma, defendió el “cambio del actual modelo productivo”, por otro “menos contaminante”, con un “empleo de la energía razonable” y con una mayor “prevención en la generación de residuos”. En esta reforma del modelo de crecimiento, “todos los sectores están involucrados”, afirmó Sesma, que apostó por “seguir avanzando en la negociación colectiva en la representación de los trabajadores en materia medioambiental”.

Por último, el responsable del Servicio de Medio Ambiente de UGT de Navarra, Miguel Ángel Gil, lamentó que “los trabajadores no estén formados, ni informados, ni participen en materia medioambiental”, y que, en cambio, estos deben “interiorizar” el desarrollo sostenible. Sin embargo, Gil destacó el impulso que ha significado el Plan de Empleo, que marca un referente a nivel nacional, tal y como señaló, para trasladar esta materia a los trabajadores y empresarios.

El sector ambiental en la actualidad

En la mayoría de los países occidentales, el sector ambiental ha experimentado en los últimos veinte años un rápido crecimiento de mercado. En un principio, dicho crecimiento se reducía a los servicios de depuración de aguas residuales y de gestión de residuos, sin embargo, han ido surgiendo nuevas oportunidades de mercado y yacimientos de empleo debido a la creciente presión de la legislación ambiental, la innovación tecnológica y preocupación pública por el impacto de las actividades y productos, así como al impulso de las políticas de prevención que están ganando cada vez más peso frente a las de intervención final, todo ello de acuerdo a las nuevas orientaciones de la política ambiental a escala internacional.

De esta forma, además de las actividades clásicas en los ámbitos de la energía, el agua, el sector forestal y los residuos, hay que sumar las desempeñadas por empresas de consultoría, y relacionadas con la gestión medioambiental dentro de la empresa, -la certificación, la evaluación de impactos, la prevención y las auditorías- tienen unas altas expectativas de crecimiento.

Hoy en día, se consideran como actividades medioambientales a todas aquellas relacionadas con la prevención, gestión y corrección de los efectos que inciden sobre el medio ambiente. Algunos de estos sectores corresponden principalmente a competencias públicas, como son residuos urbanos, gestión del agua, contaminación atmosférica, gestión de recursos naturales, y educación ambiental.

 

<< Volver


volver a inicio
Aviso legal - Política de cookiespágina web desarrollada por Nexo comunicación y diseño y Arwen desarrollo web y diseño
Aezmna.com utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Pulsa en cerrar para ocultar este mensaje.